04 julio 2015

Elijo ser una chica antipática!

Ayer tuve una co-evaluación con mi profesor de Expresión oral y escrita. Yo no me puse una nota muy alta y me preguntó por qué, yo respondí con toda sinceridad

"Profesor, este ramo ya lo había echo en la universidad y la verdad no me interesaba esforzarme más por algo que ya había cursado, que para mi era intentar solo pasar el ramo y no prestarle demasiada atención porque no era un ramo, a mi parecer, complicado, pero eso no quería decir que sus clases no fueran entretenidas y que no hubiera aprendido con él, sino que yo no tenía la disposición suficiente para cursar el ramo."

El profe puso cara de dolor y luego se rió, me agradeció la sinceridad y los aporte que realicé en clases a pesar de no haberle tomado mucha atención. También me dijo que era una de las pocas que no tenía problemas para escribir, que él cree que solo me faltó tomar más en cuenta el ramo.

Me causó extrañeza y me puse a pensar que poca gente te agradece por ser sincero, la mayoría de las personas prefiere una mentira bien maquillada que una verdad molesta o quizá dolorosa y por esas casualidades mientras navegaba en la internet me topé con una lista que habla sobre el elegir ser antipática.


  1. No pienso callar mi opinión por nada del mundo: Bueno hace mucho tiempo esta sentencia me traía muchos problemas, era un persona demasiado directa y generalmente no medía el impacto que podía ocasionar mis palabras en mi receptor. Creo que está bien no callar lo que uno piensa, pero se tiene que medir la forma en que se dice, si se cambian las palabras, el tono y hasta el lenguaje corporal, la recepción de el receptor va a ser mucho más tranquila y puede llegar a entender que intentas decirle
  2. No quiero seguir la corriente y parecer boba para agradar y si eso me hace testaruda, pues lo seré: En la adolescencia ser integrado es difícil para muchos, pero me negué siempre a parecer idiota y hacer solo estupideces para caerle bien al resto, no digo que no hacia tonteras, pero siempre hay un momento para las cosas. Recuerdo que en el el colegio siempre pasaba leyendo y mis compañeros no me tomaban mucho en cuenta, pero de verdad prefería estar inmersa en la lectura que tomando un basurero y esparciendo la basura al resto de mis compañeros. Sí, eran un poco idiotas, pero no eran malos.
  3. Elijo quedarme con ese título, pero ser prudente con mis palabras y habrá a quienes no les va a gustar.
  4. Pero lamentablemente, no puedes pasar la vida siendo del gusto de todos: Hay personas que solo desean agradar a otras y terminan siendo MOLESTAS! no lo hagan, en serio.
  5. Hay diferencia entre ser mal intencionada y sincera, pero algunos nos toleran ninguna de las dos opciones: Otra vez, medir las palabras, la sincerad no tiene que ser necesariamente algo cruel, hay una línea delgada y hay que procurar no cruzar hacia el lado de la crueldad.
  6. Sí, a veces lo que pienso no sale de mejor manera, pero es lo que tengo en mi interior y tienes que respetarme por eso: Ok con esto no estoy casi nada de acuerdo, uno no puede ir por la vida soltando todas las locuras que uno tiene dentro, hay que saber el momento, el lugar y las palabras adecuadas. Si tu respetas, el otro te respeta.
  7. No me gusta la ignorancia, ni en mí ni en el resto: Está bien la ignorancia es el enemigo de la población, pero si tu sabes ayuda al otro a ser menos ignorante, la sabiduría y la información no sirve de nada si no se comparte (y obviamente de buena manera).
  8. No soporto la mentira ni ser condescendiente, prefiero ser detestada que no decir la verdad nunca: Esto me causó más de un problema en mi vida. Soy honesta la mayor parte del tiempo, me carga la mentira y cuando la embarrada la cometo yo, lo digo sinceramente, pero hay verdades que no es necesario contar, verdades que no son tuyas y no te pertenecen y que si las cuentas tu puedes quedar como mentiroso, caguinero o en problemas. 

En definitivas es bueno decir la verdad, pero siempre hay que buscar las palabras adecuadas y medir que lo que vayas a sincerar no salpique a todo el mundo y al final termines empeorando todo. Siempre actuar con inteligencia.


No hay comentarios.: