07 diciembre 2013

Tantas cosas

HE PERDIDO LA APUESTA, soy una idiota ahora tendré que pagar, a pesar de eso, perder la apuesta fue genial.

El jueves con un grupo de compañeros nos juntamos para hacer un trabajo, al llegar pensamos en tomar una chelitas para amenizar el trabajo, compramos las cervezas y nos pusimos a "trabajar", la Sandy buscaba info del informe, conmigo y la grisselle y el marco dibujaba, no llevábamos mucho cuando la Sandy y la Grissele querían comer sushi, fueron a buscar un local que supuestamente permitía junaeb, si claro, volvieron sin nada y yo me había tomado ya dos chelas y estaba media tocada, así que necesitaba comida, volvieron a salir para comprar cualquier cosa que me llenara la tripa. El marco seguía dibujando y yo buscaba "info" pero con lo tocada, solo miraba el horizonte por la ventana. Volvieron con comida del KFC, mucho pollo rico. El Marco luego dijo que se tenía que ir y nos quedamos la tres, uff cotorreamos y pelamos como una viejas, sólo nos faltó el tejido. Al llegar la noche, con la Sandy salimos a carretear a la casa de uno de sus mejores amigos de San Vicente, lo pasé bien, me reí, además igual eran bastante apuestos.

Al día siguiente viernes, yo estaba cansadisima, teníamos que terminar el trabajo que se entregaba a la 2pm y además tenía hora al psicólogo a la 1pm, el psicólogo fue una lata, sentí que no servía de nada, poco menos me dijeron que la crisis ya la había tenido, que empezar a tratar ahora no era necesario, sólo fui a perder mi tiempo, igual me dieron otra hora para la próxima semana.
El trabajo aún no estaba listo y al Marco se le quedaron los dibujos en su casa, la verdad no le creo nada, estoy segura que no los hizo y que se quedó en la casa de su polola, así que claramente cualquier cosa era mejor que ponerse a dibujar, la cosa es que estábamos muy atrasados con el trabajo y la Sandy tenía histeria, porque no habíamos entrado a laboratorio de histología y que la profe Alondra no iba a retar, y yo estaba como con la revoluciones pasadas, pero intenté calmarme. Terminamos el trabajo media hora antes de que terminara la clase, a pesar de eso nos dejaron entrar. Cuando estábamos a punto de salir, llaman a la Ginella de mi celular, lo había perdido en la U como por vez treinta mil. IDIOTA!

En la noche fui al carrete de cumpleaños de mi hermana y fue super piola, además como estaba cansada y era en la casa de mi cuñado, como a la 2 me fui a dormir, lo necesitaba.

La vida puede dar muchas vuelta, unas que uno no se puede ni imaginar, sólo habrá Carpe Diem en mi vida, viviré los momentos como tenga que vivirlos, sin pensar en nadie más que en mi y de hecho ya empecé.


No hay comentarios.: