11 septiembre 2013

Love is good for... ABSOLUTELY NOTHING!

Cada vez que te suelto la mano en un sueño para dejarte ir, es recordar cuando te solté la mano en el taxi y te pregunté "se acabo la magia", a lo que tu respondiste "si, se acabo la magia", es vivir una y otra vez el momento en que te dejé ir en serio.

últimamente he soñado mucho con ex parejas, ni idea porque, pero con todos he despertado para la cagá, creo que mis términos de relaciones nunca han sido muy enenas, le contaré de uno con los que he soñado, aquí vamos.

Gonzalo Esteban Llanca Henriquez: Yo tenía 12 años cuando lo conocí y el 15, es el ahijado de los mejores amigos de mis papás, su madre había muerto hace un par de meses y su padre era una persona que no tenía ningún interés de hacerse cargo de su hijo, así que sus padrinos lo "adoptaron" y se lo llevaron a vivir a Rancagua (él es de Concepción). Recuerdo el día que lo conocí, yo vi por el balcón de mi casa que venía los tíos con el "nuevo niño" ese día vestía una falda con una polera de tirantes, baje la escalera lentamente y sentí su mirada posarse en mi, más que como solo mirarme, me observaba de verdad, después de eso nos hicimos buenos amigos, además de que la hija de los amigos de mis padres había sido mi compañera en el colegio y eramos buenas amigas, yo me quedaba bastante en su casa, y claro la amistad con el Gonzalo había, después de una par de meses, sobrepasado ese estatus y teníamos una especie de relación, mi papá algo había intuido y me pidió explicitamente que no empezara ningún tipo de relación con el porque se le notaba el quería "algo más" yo obstinada le dije no era lo que pensaba y que él no era ese tipo de persona. Con el tiempo Gonzalo me pidió pololeo, yo ya tenía 13 años y el 16, fue en San Fabián de Alico, en una cabaña que arrendamos las dos familias, era de noche, recuerdo que me beso, como jamas en mi vida, pero a pesar de todo eso, yo le respondí que no, porque no tenía la capacidad de lidiar con la rabia de mi padre, el lo entendió y quedamos en seguir con nuestra relación clandestinamente. Un día viendo su fotolog, veo que una niña Ignacia Donoso, le comentaba cosas aludiendo a que ella era su polola, yo muy molesta le pregunté que ocurría, él me dijo que no era verdad, que era una amiga de el y que lo estaba ayudando, pues mi papá sospechaba de que estábamos juntos y como mi papá en esos años era investigador privado, tarde o temprano se daría cuenta si no armábamos una coartada, soy tan idiota que le creí, aludo que fue por que solo tenía 13 años, entonces me hacía la tonta con esos comentarios, pero yo me sabía las claves de su messenger y de su mail, no aguanté la curiosidad y me metí, leí que le mandaba correos todas las noche, con frases súper cursis y que si en verdad era su novia, lo encaré y me reconoció que si era su polola, osea yo pasaba a ser su AMANTE con 13 años de edad, la ignacia creo que tenía 12, al principio me enojé demasiado, pero el sabía calmarme con un par de besos y caricias, me dijo que terminaría con ella, que de verdad me quería a mi, que aguantara un tiempo hasta que pudiera hacerlo, así pasaron varios meses, osea había aceptado ser la otra, siendo que yo había sido la primera. Recuerdo que en una de nuestras tantas discusiones sobre el tema, me dijo que me amaba, yo le dije que también y me dijo que lo demostrara, estábamos "solos" en su casa, le pregunté cómo y me dijo que lo hiciéramos, me negué rotundamente, le dije que no lo haría, me decía que de verdad no lo quería, en discusión y discusión, recuerdo que me tenía bajo él, me forcejeo la ropa y lo hizo, lo único que recuerdo de el acto en si, fue el techo blanco, muy blanco, hacía calor así que las moscas estaban pegadas al techo, fue un 3 de marzo, de mucho calor, luego me recuerdo yo llorando, sentada en la orilla de la cama, abrazándome a mi misma, el se me acercó y me dijo que me amaba y me abrazó, tantas cosas pasaron por mi cabeza ese día, creo que para mi edad la más importante fue que ya NO ERA VIRGEN y que no por mi voluntad, que era algo que quería que fue especial y que fue lo peor que me pudo haber pasado con tan solo 13 años.
Al correr de los día el dejó su interés en mi, me preguntaba inocentemente por qué?, recuerdo que hablé con un primo sobre el tema y le dije "lo único que le importaba de mi, era sexo, y lo consiguió el maldito" no sé si habré padecido del síndrome de estocolmo, enamorada de mi victimario. Al correr los día llego a casa y veo a mi papá en el pc, furioso, si había leído la conversación, a él lo quería matar y a mi obligarme a decir que fue una violación, estúpidamente  lo defendí siempre y dije todo pasó porque yo había dado mi consentimiento, mi papá lo quería llevar a juicio, llegaron a un acuerdo con su amigo y Gonzalo se devolvía a sus 16 años a concepción, recuerdo que la noche que me dieron la noticia, llore y grite como nunca he llorado y gritado por alguien, siempre que lo recuerdo pienso que parecía loca, yo me hubiese visto en ese minuto, me hubiese llevado a un clínica de inmediato, él lo único que hizo fue echarme la culpa de lo ocurrido, SI TU HUBIERAS BORRADO EL HISTORIAL, Su polola, me odiaba, porque creía que yo me metí entre ellos, con el tiempo le mostré las pruebas de que él nos engaño a ambas, después de ese echo en mi vida, con 14 años, les dejé de hablar a mis padres por más de un mes, solo era respuesta de si, no, gracias, bueno, como usted diga, perdí el interés en el colegio, estaba recién cursando primero medio y tenía promedio 40 u 45, no tenía interés en mi vida, me intenté suicidar y me cortaba, fui al psicólogo, que me dio de alta al mes, según ella estaba perfectamente, psicóloga de pacotilla.
No sé en que momento salí de ese hoyo en el que me encontraba, puedo decir que con tan solo 13 años, sufrí muchísimo  ahora cuando pienso en él me entra un odio tan grande, que lo más probable que nunca lo pueda quitar, pues su recuerdo me acompañará hasta que me muera, con quien perdí la virginidad, quiera o no, lo acepte o no, él fue el primero. Después de eso mi segunda relación sexual la tuve a los 17, quedé con trauma, entre ellos, el pudor con mi cuerpo, pero esa distorsión de mi vida es otro cuento.

"¿Sabes qué quiero que me digas? que me amas, como si fueras a morir por mi, como si no importase nada más, como si tu mundo se detuviera por mi culpa, como si lo sintieras, pedazo de mierda"



No hay comentarios.: