24 septiembre 2013

Iquique


Soy feliz, muy feliz, hoy he llegado de Iquique, contaré que mi primera experiencia en avión fue un poco aterradora, soy bastante miedosa, así que el día que fuimos a Iquique estaba con los pelos de punta, nadie se dio cuenta, pero cuando el avión empezó la acelerada para tomar el vuelo, yo lloraba desenfrenadamente, al rato que el vuelo se estabilizó todo normal y de vuelta, el viaje fue un poquito más movido, la anda misma, pero si se movió un poco más y si, me asusto un poco, pero no lloré ni entre en un proceso de histeria.

Al llegar  fuimos a almorzar a la Protectora el lugar con "el mejor Caldillo de congrio de Iquique" o así lo nombró mi papá, la verdad es que la comida era deliciosa, pero nunca había probado caldillo de congrio, así que no tenia con que comparar.

Al acabar la comida fuimos a la casa de mis abuelos y mi tía, que no sabían que veníamos a Iquique, mi tía Carmen Cecilia, cuando nos vio no reconoció a nadie, solo a mi madre, no reconoció ni a su propio hermano, nos miro a todos como ¿quiénes son? al ver a mi madre se percató, la verdad yo tenía miedo de la reacción, pues mi papá no viajaba a 15 años a Iquique por un problema familiar muy grave, que hasta el día de hoy no ha sido solucionado y siempre nos han llegado rumores y mala onda de gente que se supone que es de la familia y entre ellas cosas como que en la casa de mi abuela (en realidad la casa es de mi tía Cecilia, pero ella tiene a los abuelos en su casa) no eramos bien recibidos, por aquel incidente de hace 15 años, no habría buen recibimiento por parte de mi tía y mis primos, pero la verdad me sorprendió más de lo que me esperaba, mi tía nos saludó a TODOS con entusiasmo, fueron todos demasiado amables, todo fue felicidad, y que volviéramos a ir, que la casa estaba abierta para nosotros y todo, yo quede maravillada, nunca pensé que iba a ser así, yo venía muy a la defensiva, pero no fue necesario, mi abuela lloraba, porque no nos veía hace tiempo y para ella era emocionante que fuéramos todos por primera vez a Iquique, nos decía que le iba a dar un ataque de tanta felicidad y mi abuelo con sus palabras tan bien utilizadas y rebuscadas en su diccionario mental nos dios un pequeño discurso de lo feliz que se sentía, el es hombre muy mañoso, pero es adorable, le tengo cariño a pesar de que nunca viví la relación abuelo-nieta con él, nunca se me dio la oportunidad gracias a este incidente de hace 15 años, pero esta semana me ayudó para conocer a mis abuelos y soy demasiado feliz por eso.

Un día hicimos junta de primos y fue otra cosas muy sorpresiva, pues el mismo cuento, felicidad y mucha "cariño" entre nosotros como primos, siendo que no nos veíamos hace años y yo la verdad, no me acordaba de casi ninguno, tenía 4 años la última vez que vi a varios de ellos, tomamos harto y gritamos, cantamos, leseamos muchísimo, fue como siempre quise vivir con mis primos, lo que me perdí por mucho tiempo y en un par de día se pudo "lograr"


Conocimos ZOFRI, la zona franca, me moría con tanta cosa para comprar y sin dinero propio, hay tanta variedad de productos, te ataca el consumismo de una forma muy fuerte, pero hay cosas bastante útiles y baratas, así que compramos perfumes, cosas de rilakkuma, whisky, regalos, etc. mis papás se compraron hasta un equipo de música, mirábamos todo lo comprado y no sabíamos como nos traeríamos todo ese a Santiago.


También tuvimos tiempo de ir a pica, en el camino de ida pasamos por la salitrera Santa Laura, fue demasiado impresionante ver el lugar e imaginar que vivía gente ahí, en esos lugares tan inhóspitos, me quedaba callada mirando e imaginando lo que era vivir ahí, fue un poco impresionante, luego pasamos por la tirana y conocimos a la virgen, la verdad a mi no me causó tanta impresión, mi madre se emociono al punto de llorar, pero yo no, la verdad la miraba y pensaba como tanta devoción a un pedazo de yeso pintado y vestido, no sé la fiesta de la tirana siempre ha sido mi sueño visitar, me encanta sus bailes, sus canciones la alegría que trasmite, pero la devoción absoluta me desconcierta un poco, bueno es cosa de cada uno, la religión es cosa de cada uno. 

En Pica  el panorama fue la COCHA, oh mi dios, esas posas de agua termal con cuevas fue lo máximo, me encantó esa agua, fue la parte más genial de pica, aún que claro, al salir de ahí te quedabas atontado, porque en Pica hace un calor insoportable y eso que era creo que unos 26 grados, pero era algo insoportable y más aún saliendo de agua termal, de un lugar en medio de "desierto". Me quedé con una duda si respecto al lugar, por qué las pozas se llaman la cocha? que es la cocha, es raro, a mi me da bastante gracia el nombre la cocha, es como tierno.

Lo que me fascinó de allá fueron sus frutas, que cosas más ricas esos jugo naturales, pero cien porciento naturales de guayaba, maracuyá, mango, tumbo y el limón de pica, que de verdad tiene jugo, que mi papá siempre compraba en la casa en Rancagua y a nadie le gustaban por que traen súper poco jugo y son chicos y el siempre decía "en el norte estos son jugosos" y tenía tanta razón, tienen demasiado jugo los limones de pica, pero de allá, acá son una estafa.

Así pasaron los días entre asado, carrete, primos, conocer iquique, pica y los lugares de la juventud de mi padre, fue un viaje muy lindo y gratificante, espero que se vuelva a repetir y que aquellas persona que aún tienen el veneno vivo de hace 15 años, dejen de amargarnos la vida, porque al parecer los único que viven en ese pasado, son ellas dos, locas.

Vivan el presente es lo que nos queda, el pasado se fue, hay que liberarse de eso, hay que dejar de preocuparse y ocuparse, mi pasado ha quedado atrás y sigo de lo más feliz, porque se que lo que viene siempre es mejor, así que ahí voy con mucho ánimo y fuerza, esperando que al vida me de gratas sorpresas como la de volver a ver a mi familia "perdida"


Sean felices, porque todos los días hay algo nuevo y valioso que aprender, porque tu vida puede dar un cambio cuando menos lo esperas y te puede dar momentos tan gratificante como la hermosa semana que pasé en la tierra de campeones.


No hay comentarios.: